Alojamiento en Trinidad

La casa de Yomar y Yumy, la opción perfecta de alojamiento en Trinidad

Si entre tus planes de viaje a Cuba se incluye visitar Trinidad, no sigas buscando alojamiento. Hoy te voy a hablar de la que probablemente fuera la mejor casa particular en la que nos alojamos en todo Cuba, y no fueron pocas.

De cómo encontramos por casualidad el mejor alojamiento en Trinidad

Si ya has leído otros artículos sobre mi último viaje a Cuba, sabrás que no llevábamos prácticamente nada atado. Tan solo un itinerario que nos sirviese de guía para ir decidiendo el rumbo y poco más.

Por tanto, íbamos de un lado a otro sin alojamiento reservado con demasiada antelación, simplemente tratábamos de dejarlo gestionado al menos un día antes de llegar al lugar en cuestión.

Eso fue lo que intentamos hacer con el alojamiento en Trinidad, donde apuramos al máximo el momento de reservar alguna casa particular. Y, la verdad, tampoco nos sirvió de mucho porque al final por un momento nos vimos sin sitio para dormir allí.

En realidad, lo que ocurrió fue que llegamos a una casa particular que nos habían recomendado en otra casa particular al comienzo del viaje. Sin embargo, no nos encajó por ningún lado: precio superior al que nos habían dicho, la casa en sí no nos gustó mucho, la primera noche teníamos que dormir en dos casas diferentes…un lío.

Después de ver la casa y pasar el mal trago de decirle al señor que no nos quedábamos (esas cosas se me dan fatal), volvimos a nuestro taxi (que por cierto era un amor de hombre, con más paciencia que un santo).

Para ese entonces se había formado una pelotera de mujeres alrededor del coche, y no paraban de hablar todas a la vez:

-¿Qué es lo que están buscando?...

-Pues Fulanita tiene una habitación para cuatro, está en la calle no se cual…

-Yo conozco a Pepita que tiene dos habitaciones tan bonitas…

Entre tantas voces y jaleo apareció Yumy, una mujer sonriente y agradable que también tenía algo que ofrecer: “Yo tengo mi casita que está muy bien, con una habitación para las cuatro, aquí cerca. Vamos, la ven, y si no les gusta no pasa nada, sin compromiso”.

Sin ninguna razón aparente, de entre todas las mujeres ella fue la que nos convenció. Se subió al taxi con nosotras y pusimos rumbo a su casa.

La casa de Yomar & Yumy o como no querer irte nunca de Trinidad

Llegamos a la casa de Yumy y tardamos 3 segundos en saber que no íbamos a seguir buscando alojamiento en Trinidad.

Esta casa particular, de una sola planta, aunque está comunicada con la parte donde viven Yumy y su familia, tiene una entrada independiente para los huéspedes. Esto está genial por si vuelves tarde por la noche, así no tienes que molestar a los anfitriones, o si simplemente quieres entrar y salir a tu aire. Tienes tu propia llave y tu propia entrada a la casa, más cómodo imposible.

Alojamiento en Trinidad

Entrada independiente a la casa de Yomar y Yumy en Trinidad

La habitación, para la que Yumy nos dio dos juegos de llaves (muy práctico siendo cuatro personas), es amplia y estaba impecable.

Cuenta con dos camas grandes de matrimonio, aire acondicionado y una nevera que nuestros anfitriones nos equiparon al máximo (agua, cerveza, zumo…de todo).

Además, ¡por fin teníamos un armario! Si, puede parecer una tontería, pero en muchas casas particulares en las que estuvimos no teníamos ningún sitio para colocar nada.

Aunque yo con el organizador de equipaje para mi mochila me estaba apañando muy bien, mis compañeras de viaje, que llevaban maletas clásicas, sí que echaban en falta un lugar donde poner su ropa y no tener el maletón abierto en medio de la habitación cada vez que necesitaban algo.

La habitación donde nos quedamos también cuenta con baño privado: cómodo, limpio y con agua caliente todo el día.

Más allá de la estupenda habitación, esta casa particular tiene otra cosa que a mí personalmente me cautivó: la terraza.

Preparada con un cenador que proporciona sombra, una mesita con sillas y rodeada de plantas, te aseguro que ahí se está en la gloria, tanto para tomar algo como para cenar, desayunar, leer un libro o lo que sea.

Tal es así, que hasta los colibríes se pasan a saludar...

Además, en la zona de la terraza, hay una pileta perfecta para lavar a mano la ropa, aunque la familia también ofrece servicio de lavandería.

Los anfitriones de este alojamiento en Trinidad

Pero, por muy bonita o limpia que esté una casa, sin unos buenos anfitriones perdería su encanto, ¿verdad?

Sin embargo, no es el caso de Yumy y su marido Yomar, quienes nos hicieron sentir en casa desde el primer minuto.

Tal es así que íbamos a quedarnos dos noches y terminamos quedándonos cuatro. ¡Y nos fuimos con mucha pena!

Alojamiento en trinidad anfitriona

El momento de la despedida con nuestra anfitriona Yumy

El trato fue fantástico en todo momento, tuvimos charlas de lo más agradables, nos ayudaron mucho recomendándonos lugares para visitar por la zona…vamos, que son unos anfitriones de 10.

Además, Yumy es una cocinera increíble y nos preparó, entre otras cosas, los mejores frijoles que probamos en todo el viaje.

Frijoles

Mmm...frijoles...

Por tanto, si decides alojarte en esta casa particular te recomiendo que comas, cenes y desayunes aquí. No te arrepentirás y, además, la familia pone un precio de lo más justo y de lo mejor que hemos visto por ahí. No se varía en función del plato, pero nosotras pagamos la comida y la cena a 8 CUC y el desayuno a 5 CUC.

Desayuno alojamiento en Trinidad Yumy
Cena en alojamiento en Trinidad
Tortilla desayuno
fruta tropical

Los platos son muy generosos y está todo buenísimo, de verdad. Además, los frijoles nos los preparó expresamente para que los probáramos. ¡Un lujo de estancia!

Otros datos sobre este alojamiento en Trinidad

Precio

En Cuba es frecuente negociar el precio del alojamiento en las casas particulares. En nuestro caso, Yumy vio que no estábamos para gastar demasiado (en la casa anterior, en la que no quisimos quedarnos, y donde la conocimos a ella, solo nos daban la opción de alquilar 2 habitaciones a 35 CUC/noche cada una); así que nos hizo un fantástico precio: 25 CUC/noche, con la condición de que nos quedáramos al menos dos noches.

Puesto que dormimos las 4 en la misma habitación (en Cuba el precio suele ser por habitación, no por número de personas), nuestra estancia en Trinidad nos salió genial de precio.

Ubicación

La casa de Yomar & Yumy se encuentra en la calle Conrado Benítez (Candelaria) Nº 43, e/Pedro Zerquera (Aguacate) y Campo, Trinidad.

Mapa alojamiento en Trinidad

Contacto​

Puedes contactar con este alojamiento en Trinidad vía:

Teléfono: +53 53 204875 (Yomar) o +53 58 660613 (Yumeisy)

Email: yumeisy.alvarez@nauta.cu

O a través de la página de Facebook de Yumy y Yomar.

Si te gusta, comparte!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Comparte tus dudas y experiencias, ¡Exprésate!