Aqualandia Benidorm

Aqualandia Benidorm, el plan perfecto para el veranito

Hace un par de fines de semana algunos miembros de la Asociación de Travel Bloggers de la Comunidad Valenciana tuvimos la suerte de pasar un fantástico día en Aqualandia Benidorm.

La verdad es que hacía tiempo que no iba a un parque acuático, pero nada más entrar me vinieron un millón de momentos divertidos del pasado en este tipo de parques.

Concretamente en el Aqualandia de Benidorm no había estado nunca, así que iba a ser un día novedoso.

¿Quieres saber cómo lo pasamos? ¡Vamos a ello! Y ojo, ¡habemus vídeo en algunas de las atracciones más radicales!

Un día en Aqualandia Benidorm

Aqualandia Benidorm

El parque en general está muy bien organizado, no solo ofreciendo fantásticas atracciones, sino poniendo a disposición de los visitantes todos los servicios necesarios: bar, restaurante, zona de taquillas, tiendas, aseos con duchas, etc.

Desde la carretera que lleva hasta el parque es imposible que no nos llame la atención la atracción Verti-Go, situada en lo alto de la montaña.

Esta atracción consiste en dos toboganes, uno de 28 metros y otro de 33 metros de altura, en el que se alcanzan velocidades de hasta 100 km/h. Pero, por si esos números no fueran suficiente, no son unos toboganes cualesquiera, sino que son de tipo tobogán-cápsula.

Los toboganes cápsula son esos en los que, como su nombre indica, te metes en una especie de cápsula (que parece que te va a teletransportar) cuya base es una trampilla. Esa trampilla permanece cerrada mientras te colocas en la posición correcta y demás, hasta que, cuando todo está listo, se abre y caes sin saber muy bien lo que va a pasar.

El tobogán de 33 metros de la atracción Verti-Go es, nada más ni nada menos que, el tobogán más alto de Europa y el tobogán-cápsula más alto del mundo.

He de confesar que la primera vez estaba bastante nerviosa, porque eso de no saber cuándo vas a caer y, además, que ocurra tan de repente, como mínimo, inquieta.

A todo ello hay que sumarle una pequeña broma que me gastó el chico encargado de esta atracción (¡desde aquí gracias por tu simpatía!). Cerró la cápsula, contó hasta tres, y cuando la caída parecía inminente … ¡abrió la cápsula de nuevo!

Casi me da un infarto, pero la verdad es que nos reímos. Mi cara no podía ocultar que estaba un pelín acojonada; el siguiente vídeo lo demuestra:

Nota: para poder contarte en detalle esta experiencia Aqualandia nos concedió un permiso especial para grabar en las diferentes atracciones. Sin embargo, debes de saber que las cámaras están prohibidas en todas las atracciones por tu propia seguridad. Puede resultar peligroso tanto para ti como para otros si de repente se te escapara la cámara o un palo selfie, por ejemplo. Por ello, es muy importante que respetes las reglas establecidas por el parque.

Pero, además de esta increíble atracción, clasificada como “atracción radical”, en Aqualandia Benidorm también podemos encontrar atracciones más moderadas, zonas para los más pequeños y áreas en las que disfrutar de un baño relajado, como por ejemplo el Gran Jacuzzi Iguazú.

Atracciones como el Black Hole nos permiten además disfrutar de la experiencia en compañía, ya que para descender por este tobogán cerrado y con iluminación interior hay que echar mano de un donut doble.

En conjunto, todas estas atracciones hacen que la visita al parque resulte una experiencia de lo más entretenida y divertida. Y si no, mira este resumen de nuestro día en Aqualandia:

En la web oficial de Aqualandia Benidorm puedes encontrar toda la información que necesitas para organizar tu visita. Tanto las indicaciones para llegar hasta el parque, como información sobre las diferentes atracciones e incluso puedes realizar la compra anticipada de tus entradas.

Por último, ¡no olvides llevar protección solar e hidratarte adecuadamente!

Si te gusta, comparte!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Comparte tus dudas y experiencias, ¡Exprésate!