broken river viajar a australia

Broken River bush camp – Eungella National Park

El objetivo de desplazarnos hasta el Eungella National Park, además de para conocer la zona y el propio parque nacional, era intentar ver un ornitorrinco.

Para llegar hasta este rincón natural es necesario alejarse de la costa y poner rumbo hacia el interior. Aunque la distancia no es desmedida, y por tanto es posible ir al parque y volver en el mismo día, como seguramente ya sabes yo prefiero el slow travel.

Por eso decidimos pasar la noche en uno de los campings que hay en el propio Eungella National Park, y fue la mejor decisión que pudimos tomar.

Dentro del parque nacional dos zonas habilitadas para acampar:

Fern Flat camping área: sólo para tiendas de campaña, se encuentra dentro de una zona boscosa y cuenta con 8 plazas para acampar.

Broken River bush camp: donde dormimos nosotros y la que te cuento en detalle a continuación.

Dormir en el camping Broken River bush camp de Eungella National Park

El Broken River bush camp, aunque no está inmerso entre los árboles como la otra zona de acampada, es igualmente preciosa. Un remanso de paz en plena naturaleza, bordeado por un bosque que ofrece un festival de sonidos de aves y otros animales, especialmente durante la noche.

broken river bush camp
vistas broken river bush camp

Algunas de las vistas desde el Broken River bush camp

El área para acampar está distribuida en círculo, entorno a un eje central habilitado para hacer fuego. Una serie de troncos estratégicamente colocados por todo el campamento cumplen con la función de bancos en los que sentarse en torno al fuego o a comer.

A diferencia del Fern Flat camping, aquí está permitido acampar tanto con tienda de campaña como con vehículos tipo campervan o caravanas de tamaño medio.

broken river bush camp
broken river bush camp entrada y aseos
broken river bush camp campervan

Este camping del Eungella National Park dispone de baños, aunque son tipo fosa séptica, es decir, sin un desagüe que se lleve…ejem, ya sabes. Por tanto, el olorcillo no es agradable que digamos.

Como se trata de una zona natural muy poco alterada por la mano del hombre, los baños tampoco cuentan con luz eléctrica, así que más vale que no olvides meter un frontal en tu mochila.

Entre los aseos hay un práctico fregadero con agua corriente perfecto para lavar los platos y demás.

No muy lejos, cerca de la oficina de información, hay otros baños mejor equipados; pero la verdad es que teniendo estos al lado de la zona de camping, al final uno se apaña.

No es un camping gratuito, pero si low cost, ya que está gestionado por el gobierno australiano y por tanto tiene un precio reducido a modo de tasa (ocurre en todos los campings que se encuentran dentro de un área protegida y que son gestionados por el gobierno).

En la zona de camping hay un panel informativo donde notifica la tasa de pago y el proceso para solicitar el permiso de acampada, así como las etiquetas que han de ponérsele a la campervan o caravana. Sin embargo, nosotros acabamos pasando la noche de gratis.

El motivo fue que preguntamos en la oficina de información y la chica (muy amable por cierto) nos dijo que el sistema no estaba funcionando correctamente.

Además, como era temporada baja, nos aseguró que no tendríamos ningún problema, que nadie pasaría por allí porque no había problemas de espacio.

Así fue, nadie se presentó a reclamarnos nuestro permiso o confirmación de pago y, ciertamente, éramos cuatro gatos los que estábamos durmiendo en la zona.

kookaburra

Kookaburra (en castellano, Dacelo) que nos hizo compañía durante nuestra estancia en el Broken River bush camp.

En cualquier caso, el precio por dormir en este parque nacional es de 6.15 dólares por persona y noche, y puesto que han creado nuevos sistemas para pedir el permiso necesario, no creo que se siga dando la situación que nos ocurrió a nosotros y que nos permitió pasar la noche a coste cero.

Te recomiendo que reserves con antelación si vas a visitar el Eungella National Park durante los meses de verano, ya que al parecer se llena hasta los topes. Y es que, además, el número de plazas es bastante reducido. Para ser concretos, hay 12 plazas oficiales disponibles para acampar en el Broken River bush camp.

En esta web del Departamento de Parques Nacionales puedes ver todas las opciones disponibles para realizar tu reserva.

Por último, el camping está muy cerca de uno de los puntos marcados como observatorio de ornitorrincos, junto a un puente. Sin embargo, la zona de acampada está bordeada por el Broken River y, aunque no está marcado como punto de observación, ¡nosotros pudimos ver a un ornitorrinco muy activo por la mañana!

broken river
ornitorrinco broken river bush camp

Dos cosas a tener en cuenta en el Broken River bush camp:

1. Ojo si te metes entre los arbustos, probablemente salgas de ahí con unas cuantas sanguijuelas.

2. Presta atención durante la noche, ¡a veces se reciben visitas inesperadas de adorables ualabíes!

ualabí broken river bush camp
ualabí broken river
Si te gusta, comparte!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Comparte tus dudas y experiencias, ¡Exprésate!