presupuesto de viaje

Consejos para hacer un presupuesto de viaje realista

Ya te habrás dado cuenta de que soy muy fan de hacer presupuestos de viaje, no solo recopilando información durante mis viajes, sino también (e incluso más) antes de lanzarme a conocer un nuevo destino.

Aunque he de reconocer que me lo paso bien haciendo cálculos y estimaciones, lo cierto es que no lo hago por pura diversión, sino por economizar y sacarle el máximo partido tanto a mi dinero como al propio viaje.

Y es que, si algo te enseña viajar con frecuencia es que estar preparado e informado puede marcar una diferencia significativa en tu bolsillo.

Si no nos ponemos un límite de gasto diario o semanal, por ejemplo, y simplemente tiramos de cajero automático sin pararnos a hacer un balance de cuánto hemos o cuánto estamos gastando, cuando volvamos a casa muy probablemente nos tocará comer pasta con tomate y tomate con pasta durante mucho tiempo hasta que nos recuperemos económicamente.

Por otro lado, si no nos informamos sobre el coste de vida del destino que vamos a visitar ni conocemos cuánto valen las diferentes actividades que queremos realizar, no servirá de nada ponernos un límite de gasto, ya que ese muy probablemente no se corresponderá con la realidad; vamos, que la cuenta la vieja no vale para elaborar un buen presupuesto de viaje.

Como todo, la mejor forma de aprender a hacer un presupuesto de viaje es la experiencia propia, pero claro, eso supone pérdidas de dinero innecesarias cada vez que metemos la pata durante ese aprendizaje. Además, aquellos que no viajan con mucha frecuencia o los viajeros más despistados necesitarían mucho más tiempo para cogerle el truquillo.

Como yo ya me tengo la lección aprendida ¿por qué no aprovecharlo para que a tí te sea más sencillo? Aquí van cuatro consejos para hacer un presupuesto de viaje lo más realista posible.

4 consejos para hacer un presupuesto de viaje realista

1

En los países en los que es necesario regatear por el transporte, siempre haz tus cálculos para el precio más elevado dentro del rango de precio que suela costar dicho transporte o trayecto; o, al menos inclúyelo en tu presupuesto de viaje con un precio intermedio dentro de ese rango.

Puede que seas el rey o la reina del regateo, pero ellos pueden ser muy duros de pelar y tu tendrás días en los que no te apetezca pelear para rebajar el precio.

2

Lo mismo con las comidas. Es mejor calcular para un precio intermedio, nunca el más bajo, ya que podríamos estar infravalorando los gastos que conllevará nuestro viaje.

En este caso otra opción es hacerlo por porcentajes. Por ejemplo, el 50% de los días comeré a precio muy barato, el 40% a precio medio y un 10% será un precio alto (bien porque te quieras dar un lujo o porque no encuentres alternativa). Así podrás calcular de forma más realista el dinero que tendrás que emplear en comidas durante tu aventura viajera.

3

A tu presupuesto final, que debe ser realista, siempre debes añadirle una cantidad extra de seguridad, para cubrir gastos imprevistos. Para no quedarte corto, es bueno añadir un 20 o 25% más del calculo que hayas obtenido al realizar tu presupuesto.

4

Distingue entre gastos fijos y gastos variables. Los gastos fijos son aquellos que no podemos evitar ni modificar (al menos no de forma significativa), como, por ejemplo, el coste del seguro de viaje.

Los gastos variables son aquellos con los que podemos “jugar”, los que son susceptibles de ser abaratados con un poco de esfuerzo o de dispararse si no prestamos atención, como por ejemplo las comidas, el alojamiento, etc.

Distinguir los diferentes tipos de gastos te permitirá visualizar con más facilidad qué gastos debes priorizar o cuáles puedes reducir si el presupuesto de viaje es demasiado elevado para tus posibilidades o intereses.

Esto también te permitirá ver cuál será ​el coste mínimo que conlleva el viaje que quieres realizar.

Y todo esto, en realidad, ¿para qué me sirve?

Pues hacer un buen presupuesto de viaje te sirve para no llevarte sorpresas durante el mismo y que puedas disfrutar de la experiencia sin andar acongojado por el dinero; para optimizar el dinero que emplees en viajar; para no quedarte en números rojos; y, en definitiva, para viajar más y mejor.

Si te gusta, comparte!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Comparte tus dudas y experiencias, ¡Exprésate!