Dinamarca

Dinamarca, un país y estilo de vida que enamora

Hermosos paisajes, kilómetros de costas de arena y edificios históricos que hacen las delicias de los amantes de la arquitectura urbana.

Estado de bienestar, fríos inviernos, estilo de vida nórdico… Estas son algunas de las características de Dinamarca, un país pequeño pero increíble.

Dinamarca, bienvenido al norte de Europa

Dinamarca

Dinamarca es el más meridional y continental de los países escandinavos.

Desde el punto de vista paisajístico, es un país muy completo, pues integra desde inmensas llanuras de campiña hasta dunas, fiordos y largas playas de arena blanca.

Las ciudades danesas derrochan historia y armonía, con una arquitectura cuidada y visualmente atractiva que incluye majestuosos castillos y palacios, así como monumentos tan conocidos como La Sirenita de Copenhague. Sin embargo, más que un país de grandes urbes, Dinamarca es un lugar de pueblecitos encantadores y pequeñas ciudades de atmósfera tranquila.

Dinamarca es el más pequeño de aquellos que llamamos países nórdicos. Su extensión se reparte principalmente entre la península de Jutlandia y la isla de Selandia, donde se encuentra la capital del país, Copenhague.

Mons Klint Dinamarca
Colza Dinamarca
bosque dinamarca
Naestved Dinamarca

Diversidad paisajística de Dinamarca

Los daneses son unos ciudadanos respetuosos y cívicos, a la vez que amigables. No dudarán en ofrecerte ayuda sin tener que pedirla, por ejemplo, cuando andas perdido con tu mapa desplegado o si tienes que subirte a un tren cargado con mucho equipaje. Siempre están dispuestos a echar una mano.

Para colmo, no he conocido país con mejor nivel de inglés. Desde los niños hasta los ancianos hablan y entienden el inglés con una soltura asombrosa, lo que hace que moverse por el país sea extremadamente sencillo.

Del comportamiento de sus habitantes se desprende la esencia del país. Dinamarca es un país pacífico y tolerante, con una tasa de delincuencia y corrupción envidiablemente baja. De hecho, en 2010 fue catalogado como el país menos corrupto del mundo y diversos estudios apuntan que sus habitantes son los más felices del planeta, situándose como uno de los mejores países en los que vivir.

Este rincón del mundo alberga además lugares tan especiales como Christiania, único en el mundo, que refleja el deseo de una vida en comunidad, libre, respetuosa y sostenible.

Su estado de bienestar, junto con el de los otros países escandinavos, es archiconocido (y envidiado) por todos los europeos, y queda reflejado en la atmosfera y estilo de vida del país.

Copenhague Dinamarca

Nyhavn, Copenhague

Durante unos 10 meses Copenhague fue mi hogar y tanto el país como sus gentes me enseñaron innumerables lecciones que a día de hoy sigo poniendo en práctica.

Si aún no has estado por tierras danesas, te animo a escaparte en cuanto puedas. Interactúa con los daneses, viaja despacio y sumérgete en la cultura y la gastronomía del país.

Eso sí, échale el candado a tu corazón o inevitablemente un pedacito del mismo se quedará allí.

Si te gusta, comparte!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Comparte tus dudas y experiencias, ¡Exprésate!