Pangalanes mochila de mochilero

¿Mochila de mochilero o maleta de viaje?

¿Mochila de mochilero o la ya clásica maleta de rueditas? Es una pregunta que todos nos hemos hecho en algún momento y que seguramente no siempre hemos respondido acertadamente.

Si bien las preferencias personales tienen un peso considerable a la hora de decantarnos por una de estas dos opciones de equipaje, existen algunos aspectos clave a tener en cuenta. Ello nos ayudará a tomar la decisión más adecuada para cada tipo de viaje que realicemos.

¿Qué me conviene más, una maleta o mochila de mochilero?

El destino al que vamos a viajar y el tipo de viaje que queremos realizar son factores que influyen directamente en la conveniencia de un equipaje u otro.

A la hora de eligir mochila o maleta, conviene analizar distintos aspectos de nuestro destino, como las infraestructuras de los lugares que vamos a visitar o el clima del país. Por ejemplo, si vamos a recorrer con frecuencia carreteras o caminos sin asfaltar, una maleta de viaje no será la decisión más acertada.

En lo que al tipo de viaje se refiere, hemos de tener en cuenta la movilidad (si vamos a permanecer en un único sitio o nos vamos a desplazar con frecuencia) y el alojamiento, por ejemplo.

Vamos a anializarlo de forma más detallada, verás que es más importante de lo que parece.

Maleta o mochila según las características del destino de viaje


Infraestructuras de los lugares a visitar:

Es importante tener en cuenta el “desarrollo” o infraestructuras de las ciudades o lugares que vamos a visitar.

Como ya comentaba, el asfaltado de las vías públicas puede marcar la diferencia entre movernos cómodamente o que cada desplazamiento sea un infierno.

Si visitamos ciudades con buenas infraestructuras, tanto la mochila de mochilero como una maleta de ruedas será buena decisión. Sin embargo, si vamos a cargar con nuestro equipaje por zonas de arenales, áreas rurales o ciudades más rudimentarias, la mochila se sitúa como la mejor opción.

Madagascar

Madagascar es un ejemplo de esa clase de destinos, ya que es fácil encontrarse con calles sin asfaltar, donde la tierra, el polvo y las piedras hacen que arrastrar una maleta de ruedas sea una verdadera odisea.

Tipo de transporte durante el viaje:

Las opciones de transporte de cada destino concreto también pueden ser determinantes a la hora de elegir el tipo de equipaje.

En lo que se refiere al transporte por tierra, si pretendemos movernos en triciclos o tuk-tuk, por ejemplo, la mochila de mochilero siempre será más cómoda, ya que se adapta mucho mejor a los espacios pequeños o se puede llevar sobre las rodillas o entre las piernas con más facilidad.

Cocotaxi

A ver quién consigue encajar una rígida maleta de viaje en un cocotaxi cubano...

En el caso de que solo vayamos a desplazarnos en transportes tipo tren, bus y/o "taxis clásicos", ambas opciones de equipaje serán válidas.

Si tenemos pensado realizar desplazamientos en barco convendrá que nos informemos bien antes de decantarnos por un tipo de equipaje u otro.

En muchos destinos es frecuente tener que mojarse para alcanzar suelo firme. Con una maleta de viaje no queda otra opción que llevarla al hombro o en la cabeza, donde por su estructura resulta bastante inestable e incómoda de llevar, sobre todo cuanto más grande y pesada sea.

Por el contrario, una mochila, además de poder llevarla colgada a la espalda si el nivel del agua no es demasiado alto, será bastante más cómoda de llevar “al peso” si fuera necesario.

mochila de mochilero
Pangalanes mochila de mochilero

Dos situaciones en las que lamentarías llevar una clásica maleta de ruedas: A la izquierda, desembarcando en Nosy Komba; a la derecha, a punto de embarcar hacia Pangalanes

El clima del destino que vamos a visitar:

Quizás no habías pensado que el clima pueda influir en tu decisión sobre llevarte una mochila de mochilero o una maleta. Sin embargo, es un factor que ciertamente puede hacer que nos decantemos por una opción u otra.

Si existe la posibilidad de toparte, por ejemplo, con fuertes lluvias o varios centímetros de nieve, llevar una mochila como equipaje será lo mejor. Si unimos lluvias y caminos sin asfaltar, ya tenemos el combo perfecto para descartar al 100% la maleta de viaje. No hay mejor forma de evitar los barrizales y los charcos que con una mochila a la espalda.

La medida en que nos va a afectar el clima también dependerá en cierto modo de nuestro presupuesto y el tipo de transportes que vayamos a usar.

Laponia mochileros

Arrastrar una maleta por Laponia en pleno invierno no debe ser divertido...

Obviamente si piensas desplazarte siempre en taxi u otro tipo de transporte privado, que te recoja en la puerta de tu hotel y te deje en tu destino exacto, entonces podrías llevar una maleta en lugar de mochila. Sin embargo, ya sabes que yo te recomendaría viajar en transportes públicos y moverte por tu cuenta para empaparte del lugar que estés visitando. Además, te ahorrarás un buen pico.

Estilo de viaje y tipo de viajero


El alojamiento:

El tipo de alojamiento que ofrece cada país o lugar concreto muchas veces va ligado al desarrollo de sus infraestructuras. Por supuesto, también va a depender directamente de nuestro presupuesto de viaje y de nuestra forma de viajar.

De nuevo, si viajamos por grandes ciudades y tenemos un presupuesto medio o alto que nos permita escoger siempre alojamientos bien equipados, la maleta puede ser una buena opción. Con alojamientos bien equipados me refiero a aquellos que cuentan, por ejemplo, con ascensores y habitaciones suficientemente espaciosas como para que la maleta no sea un estorbo.

Sin embargo, si queremos alojarnos en albergues compartidos, hoteles baratos o en un campamento al aire libre, la mochila de mochilero será la opción más adecuada. Una de las grandes ventajas de las mochilas es que dan mayor libertad de movimiento, por lo que son más cómodas para subir escaleras si no hay ascensor o acoplarlas en un pequeño espacio si compartimos habitación, por ejemplo.

Movilidad/frecuencia de desplazamientos:

La movilidad de nuestro viaje estará muy ligada a nuestra forma de viajar, la duración del viaje y nuestro presupuesto.

Si, por ejemplo, visitamos una único lugar y nos alojamos en el mismo hotel u hostal todo el tiempo, una maleta de viaje puede irnos bien.

Sin embargo, si vamos a recorrer un país o varios países, desplazándonos por nuestra cuenta y cambiando de alojamiento con relativa frecuencia, entonces será bastante más cómoda la mochila de mochilero.

Tipo de viajero y planificación:

Si lo llevas todo atado y sabes perfectamente qué sitios vas a visitar y en dónde te vas a alojar, podrás decidirte por una maleta o mochila de mochilero en función de los otros aspectos que hemos comentado anteriormente.

Sin embargo, si piensas viajar de una forma más espontánea o aventurera, entonces lo mejor será descartar la maleta de viaje desde el primer minuto. Así, vayas donde vayas y hagas lo que hagas no te verás limitado por tu equipaje. La mochila es una opción mucho más versátil, que se adapta mejor a las situaciones adversas” o menos confortables.

Con ella no importará en el último minuto si decides acampar en una playa remota o atravesar la selva hasta ese pueblo de montaña que está donde Cristo perdió la alpargata. Podrás improvisar cuando y cuanto quieras.

Tus propias preferencias

Además de todo lo anterior, y como decía al inicio, la decisión final de viajar con mochila o maleta también dependerá de los gustos personales. No sé si he conseguido ser lo suficientemente imparcial o si se me ha visto el plumero… ya que yo tengo una clara preferencia: la mochila de mochilero.

He viajado (y viajo) en muchas ocasiones con la típica maleta de ruedas, pero por gustarme, me gusta mucho más la mochila. Me siento muchísimo más libre y me resulta mil veces más cómoda que la maleta.

Viajo con maleta cuando voy a visitar a mis padres, si se trata de un viaje de trabajo o si transporto algo delicado que se pueda romper, ya que si hay una gran ventaja de las maletas respecto a las mochilas es su rigidez y seguridad. A veces también opto por la maleta cuando me voy de “vacaciones de verdad”, y sé que voy a estar en un único sitio y en un solo alojamiento.

Pero, en general, prefiero la mochila de mochilero. Y tú, ¿qué prefieres?

Si te gusta, comparte!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Comparte tus dudas y experiencias, ¡Exprésate!