Playa de El Nido

La playa de El Nido, ¿tan fea como dicen?

El Nido cuenta con su propia playa, pero ciertamente las preciosas playas del Archipiélago Bacuit y de otras áreas cercanas le hacen un flaco favor para ganarse al visitante.

Ahora bien, aunque mucha gente cataloga la playa de El Nido como una playa fea, yo personalmente no comparto esa visión.

Es cierto que hay un trasiego importante de barcas motorizadas, pues de aquí salen a diario todos los barcos que realizan las excursiones de Island hopping, así como muchas de las que emplean los filipinos en sus actividades cotidianas (pesca, transporte…).

Por ello, no es raro que te toque prestar atención mientras disfrutas de un chapuzón y que te tengas que mover de vez en cuando para dejar paso a los bangkas que se acercan a la orilla.

A pesar de ese constante tráfico marítimo el agua no está demasiado sucia, aunque es verdad que no ofrece el espectáculo de colores y la transparencia que sí podemos encontrar en muchas otras playas de la zona.

Pero la playa no sólo sirve para bañarse y hacer snorkel, ¿no?; y es precisamente en esas otras opciones playeras donde podemos encontrar la belleza y el encanto de la playa de El Nido.

Playa de El Nido

Un paseo a la orilla del mar

Un paseo a lo largo de la playa de El Nido puede ser una opción agradable para disfrutar de esta menos agraciada playa de la zona. No es tan extensa como Nacpan Beach, por ejemplo, pero aún así es lo suficientemente larga como para dar un buen paseo.

Al atardecer la playa de El Nido despliega todo su encanto

A pesar de sus aguas menos limpias, los numerosos bares y restaurantes a pie de playa, el tránsito constante de bangkas a lo largo del día, la playa de El Nido tiene un arma secreta que, si se le das la oportunidad , te permitirá descubrir su encanto.

Se trata de las bonitas vistas que ofrece la playa, las cuales alcanzan su apogeo durante el atardecer.

Cuando se acaba la atareada rutina de las excursiones y los turistas van a prepararse para la hora de la cena, la playa de El Nido se convierte en un remanso de paz.

Atardecer en la playa de El Nido

El agua permanece calmada, y los bangkas atracados hasta el próximo día contribuyen a crear una bonita postal, culminada por las montañas y algunas islas del Archipiélago de Bacuit que pueden divisarse en el horizonte.

Be social

Una vez ha caído la noche, esta playa vuelve a transformarse, convirtiéndose en un punto de encuentro para los que visitan la zona.

Como comentaba, a pie de playa hay diversos restaurantes en los que se come bien. Los precios no son exagerados, pero hay que buscar un poco para escapar del precio turista.

Pero la playa de El Nido no solo ofrece lugares para comer, sino también un espacio en el que tomar algo, escuchar música y conocer a otros viajeros.

Aunque probablemente a algunos viajeros les pueda parecer que está demasiado montado para los turistas, a mí me gustó el ambiente. Y es que, viniendo de Boracay, todo parece menos turísco…

En el Pukka realizan conciertos de reggae con mucha marcha y muy buen ambiente, así que te lo recomiendo si te apetece salir de cervezas por la noche. También sirven comidas, aunque creo que solo tipo snacks.

Bar Pukka en la playa de El Nido

¿Ya has estado por la playa de El Nido? ¿Qué te pareció?​

Si te gusta, comparte!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Comparte tus dudas y experiencias, ¡Exprésate!