Sobre mí

viajar cañón

Me llamo Zeneida, aunque la mayoría de mis amigos me llaman Zene o Zen, mientras que mi abuelo tenía la exclusividad de llamarme Zeni.

Tengo 29 años y soy española. Tuve la suerte de nacer en un rincón paradisiaco del Océano Atlántico, las Islas Canarias, concretamente en Gran Canaria.

Mi primer viaje ocurrió por azar, y me llevó hasta las islas griegas allá por el año 2001. Ese fue el detonante de una pasión que se ha ido agudizando con los años. La pasión por viajar y conocer mundo.


Mi historia

viajar_Madagascar

Con 18 años abandoné mi tierra natal para estudiar Biología en la preciosa ciudad de Granada, en el sur de España. A los 21 hice la mochila para vivir durante diez meses en Copenhague gracias al programa Erasmus. Durante mis estudios intercalé algunos viajes increíbles y tuve la oportunidad de conocer Canadá, Cuba, Estados Unidos o la Laponia finlandesa, entre otros. Céntimo que conseguía ahorrar, céntimo que destinaba a viajar.

Siguiendo el orden "lógico" de la formación académica actual, me mudé a Alicante para realizar un máster en Biomedicina en el año 2011. Al año siguiente, con la intención de desarrollar mi carrera como científica, puse rumbo a Alemania, donde realizaría mi doctorado en el campo de la medicina regenerativa.

Tras casi 4 años trabajando para la Universidad de Heidelberg, intentando viajar cada vez que podía, llegué a la conclusión de que necesitaba más tiempo para recorrer el mundo. Por eso, acumulé el valor suficiente para aparcar mi carrera científica, dejar en blanco un contrato jugoso y lanzarme a hacer lo que realmente me apetecía: ser dueña de mi tiempo.

Gracias a ello he podido aventurarme durante tres meses en Asia y Oceanía; he podido dar el pistoletazo de salida a Travel me Softly, un proyecto que llevaba macerando varios años; también gracias a ese paso que decidí dar, estoy planificando grandes aventuras que espero poner pronto en marcha.


Mi modo de viajar

He realizado viajes de todo tipo, y eso me ha permitido ir descubriendo y puliendo mi perfil viajero.

*Me encanta viajar con mochila. Más allá del romanticismo aventurero, la mochila me resulta mucho más práctica que la clásica maleta de viaje. Viajar con mochila me permite moverme con más libertad y autonomía.

*El nombre de esta web, Travel me Softly, pretende transmitir cómo entiendo y disfruto yo de la experiencia viajera: softly. Soy partidaria del slow travel, de detenerse a observar, a vivir, a saborear. No me gusta, y de hecho me estresa, tener poco tiempo para viajar y mucho para ver. Si tengo que correr, no me da tiempo a disfrutar de la esencia de un lugar. Por eso, abogo por la intensidad más que por la cantidad.

*En la actualidad he recorrido unos 30 países de Europa, Asia, Norte América y Oceanía, a muchos de los cuales he vuelto en más de una ocasión.

*Estudié biología por vocación y eso ha hecho mella en mi forma de viajar. Aunque terminara dedicándome al campo biomédico, los animales y la naturaleza me han apasionado desde niña. Por eso, cada vez más, enfoco mis viajes a la observación de fauna salvaje. Una experiencia casi indescriptible.

*Hablo hasta por los codos y la curiosidad está presente en mi día a día. Por ello, dedicar tiempo a conocer e interactuar con otras culturas y sus gentes es esencial para mí.

*Además de hablar, me encanta escuchar. Me gusta conocer historias sobre vidas diferentes a la mía, experiencias extraordinarias y, como no, las aventuras de otros viajeros. No hay nada como una buena historia, ya sea en un café de Nueva York, en medio de la selva malgache o en una playa balinesa.

*Me gusta aprender cosas nuevas, no sólo históricas o culturales, si no también esas lecciones de vida que sólo se aprenden viajando. Siento que algunas de las mejores lecciones que he aprendido en mi vida me las han regalado mis viajes.

*Mis proyectos futuros incluyen fomentar el viaje pausado y enriquecedor a través de Travel me Softly. Contribuir con mis propias experiencias, errores y victorias, a que todo aquel que sienta que está posponiendo sus ansias de viajar, de rienda suelta a sus deseos con éxito.

*En cuanto a los viajes, ahora que soy dueña de mi tiempo, ya estoy maquinando grandes cosas. Entre mis objetivos se encuentran, cumpliendo con mi perfil viajero, recorrer Centro y Suramérica, así como convertirme en espectadora de uno de los mayores espectáculos de la naturaleza: La Gran Migración del Serengeti.