viajar con mochila

10 ventajas de viajar con mochila

Viajar con mochila tiene muchas ventajas frente a las maletas de viaje tradicionales. De hecho, en algunas ocasiones es sin lugar a dudas la mejor opción de equipaje. A continuación 10 ventajas y situaciones en las que la mochila se convierte en nuestro mejor aliado de viaje.

1. Escaleras

Si nos encontramos con unas escaleras siempre resulta más fácil, cómodo y seguro llevar una mochila a la espalda que cargar con el peso muerto de una maleta. Tus brazos lo agradecerán.

2. Inclemencias del tiempo

Una de las grandes ventajas de viajar con mochila es que podrás hacer frente a cualquier inclemencia meteorológica. Arrastrar una maleta por charcos, barro o nieve no es divertido.

3. Atracar en la playa

En destinos como el Sudeste Asiático es frecuente que los barcos descarguen a sus pasajeros a pie de playa o, más bien, en el agua de la playa. Puedes probar a mantener el equilibrio con una maleta rígida y gigantesca, pero tendrás bastantes probabilidades de que tu equipaje acabe pasado por agua. Mucho mejor una mochila de mochilero.

4. Transporte por tierra

En muchos países las opciones de transporte van más allá de los trenes, los autobuses, los taxis o los tranvías. Los tuc-tuc tailandeses o los triciclos filipinos son algunos ejemplos de ello. Estos transportes cuentan con un espacio bastante reducido en el que las mochilas se adaptan mucho mejor que las maletas de viaje. Por otro lado, otros medios de transporte no tienen más alternativa que portar el equipaje en el techo del vehículo, como ocurre por ejemplo en los taxi-brousse de Madagascar. De nuevo, en esos casos la mochila es mucho más práctica para subirla, transportarla y volverla a bajar.

5. Transportes marítimos

Los desplazamientos en pequeñas barcas o barcazas a motor tampoco suelen ofrecer demasiado espacio, por lo que viajar con mochila en este tipo de transporte resulta más cómodo, ya que será más sencillo encontrarle un hueco a nuestro equipaje durante el viaje. Si hablamos de canoas tradicionales, una aparatosa y rígida maleta puede hacer que acabes en el agua, tú y/o tu equipaje. Las mochilas sin embargo se adaptan perfectamente a la estructura estrecha y alargada de las canoas, contribuyendo a una mejor estabilidad de la misma.

6. Visitar lugares recónditos

Para salirse del camino preestablecido no hay mejor compañera que una mochila. Adentrarse en la selva o alojarse en lugares con pocas o sin unas infraestructuras mínimas resulta casi imposible con una maleta de viaje.

7. ¡Que pierdo el avión!

Pegarse una carrera para evitar perder un avión, un autobús o por cualquier otro motivo con una maleta dejará muchas pantorrillas ajenas doloridas y nuestro brazo hecho trizas. Además, entorpecerá que consigamos nuestro objetivo. La mochila, sin embargo, nos dará mucha más libertad y hará que nuestra carrera a contrarreloj sea algo más llevadera.

8. Manos libres, comodidad asegurada

Otra gran ventaja de viajar con mochila es el hecho de poder tener ambas manos libres para orientarnos con un mapa, comer algo, sacar fotos o cualquier otra actividad similar.

9. Tu equipaje bajo control

Si llevamos la mochila colgada no tendremos que preocuparnos por tener un ojo constantemente sobre nuestro equipaje. Con las maletas de viaje, sin embargo, hay que tener algo más de cuidado, ya que es fácil despistarse mientras buscamos una indicación en el mapa, si paramos a comprar algo o cualquier otra situación que capte nuestra atención.

10. Ser mochilero mola

Y, por qué no, no nos vamos a engañar, viajar de mochilero mola. Más allá de sus ventajas prácticas y funcionales, tiene esa esencia aventurera y diferente que a todos los que hemos viajado con mochila nos encanta. Viajar con mochila nos da una flexibilidad y libertad que hace que podamos disfrutar más a fondo de cada segundo de nuestro viaje.

viajar con mochila
Si te gusta, comparte!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Comparte tus dudas y experiencias, ¡Exprésate!