casas rurales en girona

Dónde alojarte si visitas la provincia de Girona y la Costa Brava

La provincia de Girona es un excelente destino para disfrutar de la costa y los espacios naturales de interior, así como para descubrir pequeños pueblos con un gran encanto.

Una forma estupenda de alojamiento para disfrutar de estos atractivos son las casas rurales. De hecho, en determinados casos esta puede ser la mejor opción.

Por ejemplo, si viajamos con un grupo grande de amigos o familiares suele ser más conveniente, tanto desde el punto de vista logístico como económico, optar por una casa rural con capacidad para 10, 20 o más personas.

Si realizamos un viaje con niños y queremos que estos disfruten de un espacio mayor, incluidas zonas exteriores por las que puedan corretear y pasar tiempo al aire libre, las casas rurales también son una de las opciones más convenientes.

casas rurales en girona

Pero, más allá de la versatilidad en cuanto a capacidad o espacio al aire libre de este tipo de alojamientos, las casas rurales también destacan en términos de ubicación. 

Aunque podemos encontrarlas en contextos muy diferentes, es fácil encontrar casas rurales aisladas, rodeadas de naturaleza, con vistas increíbles o en pueblecitos con mucho encanto.

De ahí que sean una opción muy interesante, por ejemplo, cuando nuestro plan de viaje incluye actividades en la naturaleza o si queremos desconectar y pasar unos días tranquilos en un entorno rural.

Casas rurales en Girona: zonas recomendables para alojarte

Las casas rurales en Girona nos dan la posibilidad de explorar los encantos del interior de la provincia alojándonos en plena naturaleza o en pueblecitos tranquilos y pintorescos.

No obstante, también son una buena opción para disfrutar del litoral, ya que podemos encontrar casas rurales muy próximas a la costa de Girona.

Lo más difícil será elegir dónde alojarnos exactamente, ya que esta provincia catalana tiene multitud de rincones que merece la pena conocer. 

Por si te sirve de ayuda, aquí van algunas ideas de lugares en los que puedes encontrar casas rurales muy chulas, ya sea para desconectar unos días en un único lugar o para establecer tu campamento base y, desde ahí, explorar diferentes rincones de Girona y la Costa Brava.

Monells

En el centro de la Costa Brava se encuentra Monells, un pueblo medieval de interior, perteneciente a la comarca del Baix Empordá o Bajo Ampurdán, de lo más fotogénico.

Monells, que mantiene su estructura urbana originaria, se encuentra en el entorno del Paraje Natural de Les Gavarres, zona de bosques de encinas y alcornoques donde es posible realizar rutas BTT o practicar senderismo, entre otros.

Alojarse en una casa rural en Monells o sus alrededores es, por tanto, una buena opción para quienes busquen naturaleza, turismo activo y tranquilidad.

La ubicación de este pueblecito también es idónea para establecer nuestro campamento base desde el que explorar otros pueblos bonitos de la Costa Brava como, por ejemplo, Peratallada.

Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa

Otra zona estupenda para disfrutar de los espacios naturales y el turismo activo es el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa.

Esta zona protegida constituye el mejor exponente de paisaje volcánico de la península ibérica.

Con un gran valor paisajístico, en este parque natural encontraremos una orografía singular y una rica vegetación, con lugares tan exuberantes como la Fageda d'en Jordá o Hayedo de Jordá

hayedo jorda girona

Alojándonos en este parque natural o en sus inmediaciones podremos realizar multitud de itinerarios para recorrer los conos volcánicos más emblemáticos.

El Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa cuenta con más de 1000 km de caminos señalizados para realizar a pie o en bicicleta, así que las opciones entre las que elegir son de lo más numerosas y variadas.

Pals

El pueblo de Pals, en la comarca del Bajo Ampurdán, es uno de los pueblos más bonitos de la Costa Brava.

Cuenta con un centro histórico medieval de esos que querrás fotografiar sin parar: calles empedradas, murallas, edificios góticos, arcos de medio punto y rincones con encanto en cada esquina.

A la hora de buscar casas rurales en la Costa Brava, Pals es una opción especialmente conveniente para aquellos que quieran explorar los pueblos de interior en combinación con la costa de Girona.

pals girona

Y es que el territorio del municipio de Pals llega hasta el litoral, que está bastante próximo, además. Concretamente la Playa de Pals se encuentra a unos 6 km (unos 10-12 minutos en coche) desde el centro histórico del pueblo.

Serinyà y Garriguella

Otros dos rincones de la provincia de Girona en los que una casa rural es una estupenda opción de alojamiento son Serinyà y Garriguella.

Serinyà, en la comarca del Pla de l'Estany, cuenta con un rico patrimonio arqueológico, entre el que destaca el Parque de las Cuevas Prehistóricas.

Además, en sus proximidades podemos explorar otros lugares con mucho encanto, como el paraje natural de Les Estunes o el bonito pueblo de Besalú.

Garriguella, en el Alt Empordá, se encuentra a los pies de la sierra de L'Albera, un paraje de gran belleza natural.

Alojándonos en este municipio podremos realizar diferentes rutas para adentrarnos en la naturaleza de la zona y hacer enoturismo, así como explorar los vestigios prehistóricos, las iglesias románicas y los castillos que alberga la zona.

Quizás también te interese:

Dónde alojarte si visitas la provincia de Girona y la Costa Brava
Descubriendo La Mancomunidad Hoya de Buñol-Chiva
Descubre el Charco de San Lorenzo en Moya
Si te gusta, ¡comparte!

Deja un comentario