fbpx
Frankfurt

Frankfurt, una ciudad idónea para explorar el sur de Alemania

Frankfurt am Main (generalmente llamada Frankfurt a secas o Fráncfort (del Meno), en castellano) es una de las ciudades más importantes de Alemania, tanto desde un punto de vista histórico como actual.

También se alza como una de las principales ciudades de Europa, al menos en materia económica y empresarial, pues es uno de los corazones financieros de la Unión Europea. De hecho, es el más grande de nuestro continente y es la ciudad que alberga la sede principal del Banco Central Europeo (BCE), que se encuentra en el moderno edificio conocido como Eurotower, a orillas del río Meno.

Tal es su relevancia mundial en el campo de las finanzas que a esta ciudad alemana en ocasiones se le han puesto apodos como “Bankfurt” o “Mainhattan”. Pero, en realidad, Frankfurt es mucho más que un centro financiero.

A pie, en coche de alquiler, en tren e incluso en bicicleta; esta es una ciudad que merece la pena conocer y que, además, es idónea como punto de partida para explorar otros lugares del estado federado de Hesse, en el que se encuentra, así como muchos enclaves y poblaciones interesantes y cercanas de los estados federados colindantes como, por ejemplo, Baden-Wurtemberg o Renania-Palatinado.

Si no tienes coche propio, puedes reservar en línea, uno que se ajuste a tu gusto y necesidades, para que puedas realizar los recorridos a tu ritmo.

Qué esperar de 
Frankfurt

Además de ser uno de los principales centros financieros tanto a nivel mundial como europeo, Frankfurt ofrece a sus visitantes multitud de atractivos. Desde lugares históricos hasta grandes festivales y espectáculos a lo largo de todo el año.

En sus calles se mezcla lo tradicional y lo futurista, los enormes rascacielos y las típicas casas alemanas con entramados de madera que tanto gustan a quienes visitan la ciudad (¡a mí me encantan!). Ese contraste entre lo “viejo” y lo moderno es precisamente una de las cosas que convierten a Frankfurt en un destino atractivo e interesante.

Algunos de los lugares que visitar y explorar son la ya mencionada Eurotower, la casa natal de Goethe, la Maintower (con 200 metros de altura y unas vistas increíbles), la calle comercial Zeil o el Palmengarten (jardín botánico de relevancia internacional), entre muchos otros.

Por supuesto, no se puede visitar Frankfurt sin conocer de primera mano una de sus estampas más emblemáticas: la plaza Römerberg.

Roemer Frankfurt

Casco antiguo de la ciudad y enclave indispensable, alberga un conjunto de tres edificios con unas fachadas muy características, cuya edificación central es el Römer, un edificio medieval que ha acogido el ayuntamiento de la ciudad durante seiscientos años y uno de los monumentos más importantes de Frankfurt.

Cabe destacar que estas edificaciones tal y como las vemos hoy en día son reconstrucciones, con todo lujo de detalles, eso sí; ya que fueron destruidas por los bombardeos que asolaron Frankfurt durante la Segunda Guerra Mundial.

Como quinta urbe más grande de Alemania, a sus llamativos contrastes hay que sumarle la vidilla de la gran ciudad, con multitud de actividades, museos de diversa índole y numerosos eventos de todo tipo.

Además, como dejaba caer al inicio, su ubicación en el mapa germano convierte a esta ciudad en una fantástica candidata para ser escogida como “campamento base” y, desde ella, visitar muchos otros enclaves de la geografía alemana, ya sea en el propio estado federado de Hesse o más allá de sus límites.

Alquilar un coche en Frankfurt para explorar sus alrededores
y otras ciudades cercanas

Aunque el casco antiguo de la ciudad se puede conocer perfectamente a pie, si tienes tiempo para visitar sus alrededores, así como otras ciudades relativamente cercanas, puede ser interesante valorar la posibilidad de alquilar un coche en Frankfurt.

En general, Alemania cuenta con un eficiente y fantástico servicio de trenes, pero, además de no ser especialmente económico a la hora de hacer trayectos medio-largos, puede resultar más complicado que un coche como transporte a la hora llegar a rinconcitos o pueblos más recónditos (que los hay preciosos).

Dicho de otra manera, contar con un coche siempre te permitirá explorar mucho más y olvidarte de horarios y combinaciones de transporte público.

Así que te tocará decidir a ti, en función del tiempo y presupuesto del que dispongas y de los lugares que quieras visitar, si te conviene alquilar un vehículo o no.

Algunos de los lugares que puedes visitar con facilidad si optas por alquilar un coche en Frankfurt son:

Wiesbaden, Darmstadt y Mainz: en las inmediaciones de Frankfurt, a menos de 40 kilómetros y aproximadamente media hora de coche, se encuentra la capital del estado de Hesse, Wiesbaden; así como la ciudad de Darmstadt en la que, entre otras cosas, puedes encontrar curiosas sorpresas como la llamativa y bonita capilla rusa de Mathildenhöhe.

Ampliando el radio de exploración ligeramente, pero aún por debajo de los 50 km de distancia, nos encontramos otras ciudades de interés como Mainz (Maguncia en castellano), capital de uno de los estados federados vecinos de Hesse, concretamente de Renania-Palatinado.

matildenhohe darmstadt

Mannheim y Heidelberg: a poco más de 80 kilómetros de Frankfurt se encuentra una ciudad de la que ya he hablado anteriormente en el blog, Mannheim.

No mucho más lejos está Heidelberg, mucho más conocida y de la que muchos viajeros quedan totalmente cautivados, siendo uno de sus principales atractivos, aunque no el único, su castillo y las bonitas vistas que se divisan desde él.

vistas de Heidelberg

Vistas desde el Castillo de Heidelberg

Otras ciudades bastante próximas: si se opta por alquilar un coche en Frankfurt y se cuenta con suficiente tiempo, no está demás ampliar el radio de exploración.

En un rango de distancia de entre 120 y 220 kilómetros (desde Frankfurt), nos encontramos con ciudades tan bonitas como Tréveris (Trier, en alemán), donde nació Karl Marx y considerada la ciudad más antigua de Alemania; o Núremberg, en el estado de Baviera, donde todos los años se puede disfrutar, por ejemplo, de su impresionante mercado navideño, que embellece más si cabe el precioso casco histórico amurallado de la ciudad.

Trier

Desde Frankfurt no solo puedes explorar varios estados federados de Alemania, sino que, incluso, también puedes visitar uno de sus países vecinos. Y es que a solo 222 kilómetros de distancia (unas 2 horas y media en coche) se encuentra Estrasburgo, una bonita ciudad francesa que, por cierto, también cuenta con un precioso mercado navideño; aunque tiene mucho encanto durante todo el año.

¿Te animas a conocer esta ciudad y los múltiples lugares de interés que la rodean?

Si te gusta, ¡comparte!

7 comentarios en “Frankfurt, una ciudad idónea para explorar el sur de Alemania”

  1. Me ha encantado esta entrada, no he estado nunca en Alemania pero me gustaria mucho poder ir, Frankfurt pinta bien, pero Mannheim me ha gustado mucho más, la veo super pintoresca, es una buena idea lo que alquilar un coche y visitar los alrededores, podría ser un viaje super interesante!

    Responder
    • ¡Hola Olga! La verdad que Alemania tiene muchos sitios chulos 😀 Pues ya sabes, si en algún momento pones rumbo a Frankfurt o Mannheim aquí me tienes si necesitas cualquier consejillo :). ¡Gracias por tu comentario!

      Responder
  2. Qué envidia de destino! Tengo unas ganas locas de ir a Alemania y algunos de los lugares que nombres y muestras fotos, están en mi lista. Franckfurt me atrae mucho y Nuremberg ni te cuento! Me apunto los nombres de los pueblecitos que recomiendas, seguro que si puedo ir, me escapo a visitarlos.

    Responder
  3. Hola!
    Me ha encantado el post y tus fotos son preciosas, me gustaría mucho viajar a Frankfurt creo que es una ciudad digna de conocer. Gracias a tu post ahora ya se los lugares que puedo visitar y por lo que veo vale la pena alquilar un coche para verlo todo, porque como bien dices ya de estar en Alemania podemos visitar Estrasburgo que es digno de conocer. Muchas gracias por compartirlo.
    Un besazo!

    Responder
    • ¡Hola Sandra! Me alegra mucho que te haya gustado el post. Desde luego, merece la pena tanto visitar Frankfurt como muchos de los lugares y ciudades que se encuentran cerca de la ciudad. Espero que te guste mucho cuando la visites! Un besote y gracias por tu comentario 🙂

      Responder
    • ¡Hola Joss! La verdad que como dices toda Alemania tiene lugares preciosos. Merece la pena pillarse un coche y recorrerla de punta a punta! jejeje Me alegra que te haya gustado 😀 Gracias por pasarte por aquí!

      Responder

Deja un comentario