fbpx
viajar con mochila impermeable

10 ventajas de viajar con mochila

Viajar con mochila tiene muchas ventajas frente a las maletas de viaje tradicionales. Aunque cada estilo de viaje y destino es diferente, optar por la mochila puede facilitarnos muchas de las situaciones que inevitablemente nos encontramos cuando estamos viajando.

Esto hace que en algunas ocasiones sea sin lugar a dudas la mejor opción de equipaje. Por supuesto también tiene alguna desventaja que quizás trataré más adelante en otro post, aunque personalmente yo le veo más beneficios que inconvenientes.

En cualquier caso, aquí van 10 ventajas y situaciones en las que la mochila será nuestro mejor aliado de viaje.

1

Las escaleras

¿Quién no ha llegado a alguna estación de metro en la que no hay o están estropeadas las escaleras mecánicas y ha sudado la gota gorda arrastrando su maleta escaleras arriba? Si hay ascensor igual nos libramos, pero si no...


Ante situaciones así siempre resulta más fácil, cómodo y seguro llevar una mochila a la espalda que cargar con el peso muerto de una maleta. Para mí es una de las mayores ventajas y seguro que también lo será para tí. Tus brazos lo agradecerán.

2

Las inclemencias del tiempo

Otra gran ventaja de viajar con mochila es que podrás hacer frente a cualquier inclemencia meteorológica.


Arrastrar una maleta por charcos, barro o nieve no es en absoluto divertido. El esfuerzo se multiplica y el pifostio que se lia puede ser monumental. 


En caso de lluvia viajar con mochila también resulta más práctica porque podremos proteger fácilmente el equipaje para que no se moje, por ejemplo, utilizando un chubasquero tipo capa o utilizando un protector impermeable; mientras que una maleta de toda la vida se nos mojará sí o sí. 


Probablemente no se nos moje lo que llevamos dentro de la maleta, pero es un incordio llegar a una habitación impoluta y dejarlo todo encharcado con el agua que chorrea de nuestro equipaje.

3

Atracar en la playa y viajar con mochila

En destinos como el Sudeste Asiático es frecuente que los barcos descarguen a sus pasajeros a pie de playa o, más bien, en el agua de la playa.


Puedes probar a mantener el equilibrio con una maleta rígida y gigantesca, pero tendrás bastantes probabilidades de que tanto tú como tu equipaje acaben pasados por agua.


En casos así al viajar con mochila podremos "funcionar" mejor, bien llevándola colgada (si el nivel del agua no es muy alto) o transportándola en alto, algo que igualmente no es cómodo pero sí es infinítamente más sencillo que hacer lo mismo con una maleta.

4

En el transporte por tierra

En muchos países las opciones de transporte van más allá de los trenes, los autobuses, los taxis o los tranvías. Los tuk-tuk tailandeses o los triciclos filipinos son algunos ejemplos de ello.


Esos transportes cuentan con un espacio bastante reducido en el que las mochilas se adaptan mucho mejor que las maletas de viaje. Por otro lado, otros medios de transporte no tienen más alternativa que portar el equipaje en el techo del vehículo, como ocurre por ejemplo en los taxi-brousse de Madagascar.


De nuevo, en esos casos la mochila es mucho más práctica para subirla, adaptarla al espacio, transportarla y volverla a bajar.

5

En los transportes marítimos

Los desplazamientos en pequeñas barcas o barcazas a motor tampoco suelen ofrecer demasiado espacio, por lo que viajar con mochila en este tipo de transporte resulta más cómodo, ya que será más sencillo encontrarle un hueco a nuestro equipaje durante el viaje.


Si hablamos de canoas tradicionales, una aparatosa y rígida maleta puede hacer que acabes en el agua, tú y/o tu equipaje. Las mochilas sin embargo se adaptan perfectamente a la estructura estrecha y alargada de las canoas, contribuyendo a una mejor estabilidad de la misma.

6

Para visitar lugares recónditos

Para salirse del camino preestablecido no hay mejor compañera que una mochila.


Adentrarse en la selva o alojarse en lugares con pocas o sin unas infraestructuras mínimas resulta casi imposible con una maleta de viaje. Tan solo hay que imaginarse arrastrando una mochila por caminos de tierra y piedras, por una playa o subiendo la loma de una montaña.

7

¡¡¡Qué pierdo el avión!!!

Pegarse una carrera para evitar perder un avión, un autobús o un tren mientras halamos de una maleta dejará muchas pantorrillas ajenas doloridas y nuestro brazo hecho trizas.


Además, entorpecerá enormemente que consigamos nuestro objetivo, pues a toda velocidad la maleta tiene menos estabilidad que un borrachín a las 5 de la madrugada y al ser un bulto aparatoso nos ralentizará en escaleras y demás barreras arquitectónicas. 


La mochila, sin embargo, nos dará mucha más libertad y hará que nuestra carrera a contrarreloj sea algo más llevadera.

8

Manos libres, comodidad asegurada

Otra enorme ventaja de viajar con mochila es el hecho de poder tener ambas manos libres. Esto es especialmente útil cuando vamos andando.


Mientras que con una maleta siempre tendremos una mano ocupada, con la mochila podemos orientarnos con un mapa, comer algo, comprar, sacar fotos o cualquier otra actividad similar mientras nos desplazamos de un sitio a otro.

9

Tu equipaje bajo control

Si llevamos la mochila colgada no tendremos que preocuparnos por tener un ojo constantemente sobre nuestro equipaje.


Con las maletas de viaje, sin embargo, hay que tener algo más de cuidado, ya que es fácil despistarse mientras buscamos una indicación en el mapa, si paramos a comprar algo o cualquier otra situación que desvíe nuestra atención.

10

Viajar con mochila mola

Y, por qué no, no nos vamos a engañar, viajar de mochilero mola. Más allá de sus ventajas prácticas y funcionales, tiene esa esencia aventurera y diferente que a todos los que hemos cargado con nuestras pertenencias a la espalda nos encanta.


Y es que viajar con mochila nos da una flexibilidad y libertad que muchas veces hace que podamos disfrutar más a fondo de cada segundo de nuestro viaje.

viajar con mochila

Y tú, ¿viajas con mochila o eres más de maleta? ¿estás de acuerdo con estas ventajas o no te convencen del todo? ¡​​Deja tu opinión en los comentarios!

Viajes con mochila o maleta no olvides viajar seguro, y no hay mejor manera de conseguirlo que contratando una buena cobertura médica y de las incidencias que podamos tener durante nuestro viaje.  Hay muchos seguros de viajes, pero yo te recomiendo contratarlo con IATI. 

Si te mola la idea, aprovecha este descuento del 5%. A tí te saldrá más barato y yo me llevo una pequeña comisión que me ayuda a mantener este blog. Así que... ¡mil gracias!

Si te gusta, ¡comparte!

Deja un comentario